Europa incapaz de consumir el papel que se recupera en su territorio

Proyecto de Orden Ministerial de “Fin de Condición de Residuo” para el papel recuperado
8 julio, 2019
Retema: Terraqui presentó una jornada sobre la actualización de las obligaciones normativas organizada por Repacar
3 septiembre, 2019
Ver todos

El frenazo de los países asiáticos a las importaciones de papel recuperado en los últimos meses, ha puesto en evidencia las carencias de la industria papelera europea para consumir la totalidad del papel y cartón que se recupera en sus diferentes estados miembros.

Desde Repacar ya alertábamos que el excedente europeo de papel recuperado podía hacer colapsar al sector, si se frenaba el comercio exterior de materias primas secundarias. Hoy, con la ralentización de estas operaciones de comercio internacional, estamos muy cerca de que el mercado actual europeo y, más concretamente, el nacional hagan crack.

En nuestro país, además, esta situación se ve agravada por el aumento de las importaciones españolas de papel recuperado; en lo que llevamos de 2019, según los datos oficiales de la Agencia Tributaria, las compras de residuos de papel, fuera de España, han aumentado un 10% (llegando a 484.339 toneladas de residuos importadas desde enero a abril), mientras que más de 200.000 toneladas se deterioran en los almacenes de los recuperadores por falta de pedidos.

Cabe señalar el aumento de las compras de papel recuperado francés, que se han subido un 14% en lo que va de año.

El incremento del stock almacenado, tanto en las plantas de recuperación, como en las fábricas de papel que llegan, en algunos casos, a colmar la capacidad de almacenamiento, han facilitado el hundimiento de los precios del mercado hasta unos niveles que no permiten cubrir los costes de recogida y acondicionamiento del material recuperado.

Otro factor que agrava esta situación, es la dificultad que los recuperadores están teniendo para asegurar contra incendios sus instalaciones. En la época que estamos y con las temperaturas que se alcanzan en los patios, tenerlos a su máxima capacidad es cuanto menos peligroso y más si no se han conseguido renovar las pólizas de seguro.

Con la persistencia en el tiempo de esta situación, las empresas encargadas de transformar residuos en recursos corren el riesgo de colapsar peligrando todos los avances que se han alcanzado en los últimos 20 años en nuestro sector. Y todo lo anterior, con unos objetivos de recuperación y reciclado de residuos cada vez más ambiciosos por parte de la Unión Europea.

Desde Repacar volvemos a reiterar que, solo con un mercado fuerte de materias primas recuperadas de los residuos se podrá implementar un modelo económico circular.