Los gestores de residuos europeos piden la prohibición de los cigarrillos electrónicos de un solo uso