La UE acuerda reducir sus emisiones de CO2 al menos un 55 por ciento para 2030