La industria del embalaje pide respetar la base jurídica del mercado interior del Reglamento de envases y sus residuos