El negocio crece a medida que se disparan los precios