Cataluña destina 22 millones de euros a fomentar la recogida selectiva de residuos