Reino Unido: los precios del OCC se relajan un poco