El 64% de los españoles dejaría de comprar un producto si no tiene garantías de su reciclabilidad