Acostumbrados a resistir

Comienza la implantación de Valora
1 abril, 2020
La gestión de residuos considerada actividad esencial
1 abril, 2020
Ver todos

Nos enfrentamos a una crisis sanitaria sin precedentes que está poniendo a prueba todo nuestro sistema. Una pandemia de dimensiones desconocidas que ha dejado al descubierto nuestra vulnerabilidad como sociedad. Por eso ahora, tal vez más que nunca, es fundamental poner en valor la actividad de nuestro sector. Y eso es lo que venimos haciendo desde Repacar desde el inicio de esta crisis: trabajar para que las empresas dedicadas a gestión de los residuos puedan seguir operando con relativa normalidad en estos días de incertidumbre.

Si nuestra actividad como gestores de residuos es primordial en condiciones normales, en estos momentos de confinamiento cobra aún más relevancia, al ser estratégica para sectores tan importantes como la distribución alimentaria y farmacéutica.

Pero no solo nuestra labor en la gestión de los residuos de las actividades económicas es vital en estos momentos, sino que recae sobre nosotros otro gran reto: la responsabilidad de continuar suministrando materias primas a la industria, para que se puedan seguir produciendo productos papeleros vitales en los tiempos que corren.

Estos últimos días hemos visto cómo los medios de comunicación han puesto el foco en los papeles tisús, ocupando minutos de informativo y generando inquietud en la sociedad ante la posibilidad de que, un bien de primera necesidad que siempre se ha dado por sentado, pudiera escasear. Y no solo eso; también ha quedado de manifiesto que nuestro material, el papel, es indispensable para que se puedan continuar envasando medicamentos y alimentos, y a su vez, que estos puedan ser distribuidos con seguridad y garantía entre la ciudadanía.

Por ello, desde Repacar, a través de nuestras empresas asociadas, continuaremos haciendo todo lo posible para que el ciclo del papel siga funcionando con normalidad y podamos superar esta crisis. Y, tened por seguro, que la superaremos.

El nuestro es un sector fuerte, acostumbrado a batallar y a hacer frente a todo tipo de obstáculos. Los últimos años están siendo especialmente difíciles, pero, aún con todas las dificultades, resistimos. Y lo hacemos orgullosos porque tenemos la certeza de saber que somos un pilar fundamental tanto para la economía, como para la sociedad. Por ello, debemos mantener la confianza y permanecer unidos porque, como dice nuestro eslogan, “Juntos tenemos futuro”.