Repacar lanza una campaña para prevenir las enfermedades cardiovasculares en el sector

Interempresas: Repacar lanza una campaña para prevenir las enfermedades cardiovasculares en el sector
3 marzo, 2020
La gestión de residuos considerada actividad esencial
31 marzo, 2020
Ver todos

Un vídeo, un cartel y varios boletines informativos, son los elementos  principales de esta iniciativa desarrollada con la ayuda de la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales

Madrid, 27 de febrero de 2020

La Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón (Repacar) ha lanzado una campaña de prevención de enfermedades cardiovasculares en el sector en distintos soportes.

Tras una primera fase de análisis para detectar los principales factores de riesgo, a través de pruebas médicas y entrevistas en profundidad a trabajadores del sector, un equipo de médicos establecieron las medidas más adecuadas para la prevención de este tipo de enfermedades, mediante unas pautas de conducta. Así mismo se determinaron los principales síntomas de alerta del ictus, para facilitar su detección temprana.

Con lo anterior, Repacar ha desarrollado un vídeo, dirigido a empresas y trabajadores del sector, en el que se da a conocer de forma visual los principales factores de riesgo, así como una serie de recomendaciones para mejorar la calidad de vida de los trabajadores.

“En el vídeo explicamos que la mayoría de las patologías de este tipo de enfermedades están causadas por una serie de factores de riesgo como el tabaquismo, el sedentarismo, el sobrepeso, la diabetes, el colesterol elevado y una presión arterial alta”, explica Manuel Domínguez, director general de Repacar. Por eso, “el objetivo es que tanto las empresas como los trabajadores de este sector sepan que un diagnóstico precoz y la puesta en marcha de medidas, es fundamental para prevenir estas enfermedades”, añade.

RECOMENDACIONES SALUDABLES
Para ello, el vídeo ofrece una serie de recomendaciones a las empresas para favorecer la mejora en los hábitos de vida en los trabajadores como, por ejemplo, la puesta a disposición de los trabajadores de fruta, fuentes de agua, máquinas de vending con opciones saludables, formación sobre táper saludable o comer en el restaurante de forma sana.

FACTORES DE RIESGO MODIFICABLES
El proyecto se completa con la publicación de un cartel sobre prevención del ictus. “De una forma muy ilustrativa explicamos los síntomas de alerta, los hábitos saludables para combatir el riesgo de ictus y los factores de riesgos modificables y no modificables”, señala Domínguez.

“Para Repacar es muy importante que tanto las empresas como los trabajadores pongan todos los medios a su alcance para detectar de forma precoz y combatir a esta enfermedad cerebrovascular”, apunta el responsable de Repacar. “El cartel explica de una forma muy gráfica que realizar actividad física, tener una alimentación saludable, disponer de un acompañamiento médico y cuidar el sueño son factores fundamentales a nuestro alcance para establecer una serie de factores modificables en el riesgo de ictus”, concluye.

  • Puedes descargar el vídeo aquí.
  • Puedes descargar el cartel aquí.

Sobre REPACAR
La Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón, REPACAR, es la única organización de ámbito nacional que representa y defiende, desde hace más de 50 años, los intereses de las empresas del sector de la industria de la recuperación y reciclado de residuos de papel y cartón en España.

REPACAR trabaja para promover el conocimiento, la competitividad y la sostenibilidad del sector, reivindicando medidas que otorguen un “marco estable” para las empresas como son el desarrollo de los criterios fin de la condición de residuo a nivel nacional para el papel o la reducción de las cargas administrativas y la estandarización de la información solicitada por la administración, que desvían recursos y obstaculizan a las empresas del sector, en particular a las pymes.

También impulsa la mejora de la cantidad y calidad de los materiales reciclados y su mercado, apostando por la desincentivación del vertido de residuos reciclables; y por el fomento de los mercados globales de materias primas secundarias, a través de la inclusión de criterios en la contratación pública verde, la información a los consumidores sobre el impacto medioambiental y el reciclaje de los productos, o promoviendo tasas e impuestos más bajos para los materiales reciclados y productos verdes.