La necesidad urgente de alinear la economía circular con la realidad del mercado ante la difícil situación que enfrenta la industria del reciclaje de papel

Indonesia paraliza las importaciones de papel recuperado
4 diciembre, 2019
Repacar desarrolla una app gratuita para controlar la calidad de los residuos
4 diciembre, 2019
Ver todos

EuRIC ha publicado una nota de prensa en la que transmite su postura y preocupación ante la difícil situación que atraviesa el sector. Además, hace un llamamiento a las administraciones públicas para fomentar el consumo de fibras recicladas en Europa y eliminar las barreras de mercado que afectan a la industria del reciclaje.

La nota de prensa reza lo siguiente:

La industria europea de reciclaje de papel se encuentra actualmente en una situación de mercado extremadamente difícil.

La situación ha empeorado considerablemente desde la declaración anterior de ERPA, la División de reciclaje de papel de EuRIC, que fue publicada en el pasado mes de agosto de 2019. La desaceleración periódica de final de año en la demanda interna de las fábricas papeleras en Europa, junto con las restricciones comerciales a nivel internacional, ha intensificado el desequilibrio entre la cantidad de papel recuperado, que es recogido y tratado en Europa, y la demanda interna en la UE-28. De hecho, la eficiencia de la cadena de valor de la recogida y recuperación de papel lleva a una sobreoferta anual de 8 millones de toneladas frente a los 56 millones totales, dependiendo de las exportaciones. Como consecuencia de ello, todavía no se vislumbra el final de este desequilibrio de mercado, ya que llevará tiempo para que las nuevas capacidades anunciadas se pongan en marcha. 

La ausencia de mercados finales, ya sea a nivel nacional o a través de mercados de exportación afectados por obstáculos comerciales no arancelarios, afecta directamente a las ventas de papel recuperado. Dado que estas ventas financian sustancialmente la recogida selectiva y el tratamiento en muchos países europeos y los sistemas asociados a ellos, los incentivos para la recogida están en peligro, junto con las empresas de reciclaje que, cada vez más, cesan sus actividades.

Además, en ausencia de mercados finales, los costes de la recogida y tratamiento no están cubiertos por los ingresos del papel recuperado. Por consiguiente, en algunas partes de Europa, ya necesitan una contribución financiera de los municipios.

Como resultado, todo el ecosistema para la recogida y recuperación de papel está en peligro.

Sin embargo, el uso de papel recuperado para la producción de papel nuevo, en comparación con el consumo de materias primas, ahorra más del 60% de energía. El reciclaje de papel es, por lo tanto, sustancialmente más eficiente en cuanto a recursos y clima.

La industria del reciclaje apoya incondicionalmente la transición hacia una economía más circular. Pero ha llegado el momento de salvar el alto nivel de ambición de la Unión Europea con la realidad del mercado.

Por lo tanto, ERPA exige urgentemente fomentar el consumo de fibras recicladas en Europa y, a medio-largo plazo, aliviar las barreras del mercado que afectan a la industria del reciclaje:

  • Impulsar la demanda de papel recuperado a través de la contratación pública verde e incentivos, que promuevan el uso de papel recuperado a lo largo de la cadena de valor, para fomentar la inversión en la creación de capacidad circular en Europa y diversificar los mercados finales;
  • Continuar impulsando y recompensando la recogida separada y la calidad del papel recuperado que cumple con la norma EN 643;
  • Criterios de fin de condición de residuos para papel recuperado europeo, basados en la norma estandarizada EN-643 de calidades de papel recuperado, para incentivar la calidad mientras se impulsa el mercado interno de Europa;
  • Fomentar el eco-diseño para garantizar que el papel se pueda recuperar en todos los productos una vez que lleguen al final de su vida útil y eliminar aquellos no reciclables;
  • Acciones más firmes por parte de las autoridades europeas y nacionales para evitar la implementación de restricciones comerciales, como las que se encuentran actualmente en Indonesia, basadas en criterios discriminatorios y desproporcionados, así como restaurar el acceso libre y justo a los mercados internacionales, los cuales, son necesarios para equilibrar la oferta y la demanda;
  • Incrementar sustancialmente, siempre que sea técnica y legalmente factible, las contribuciones financieras a las empresas dedicadas a la recogida y recuperación de papel dentro de los esquemas de Responsabilidad Ampliada del Productor (RAP).
  • Los requisitos mínimos para los esquemas de RAP en la Directiva Marco de Residuos revisada deben cumplirse para garantizar que las tarifas recaudadas por esos esquemas se gasten directa y exclusivamente en la financiación del reciclaje y la gestión de residuos.

Podéis consultar la nota de prensa original aquí