REPACAR URGE MEJORAR LA CALIDAD DEL PAPEL RECUPERADO EN EL CONTENEDOR AZUL

Comienza la cuenta atrás para celebrar juntos el 50 aniversario de REPACAR
6 abril, 2018
Residuos profesional: REPACAR URGE A MEJORAR LA CALIDAD DEL PAPEL RECUPERADO EN EL CONTENEDOR AZUL
4 mayo, 2018
Ver todos

“En un contexto de mercado de materias primas secundarias como el actual, tenemos que mejorar sustancialmente la calidad del material que entra en el contenedor azul para poder garantizar que el flujo procedente de la recogida selectiva de papel y cartón se reintroduzca en el ciclo productivo”, según ha explicado Manuel Domínguez, director general de REPACAR, en la reunión de Directores Generales de Residuos.

Madrid, 17 de abril de 2018

Las últimas restricciones decretadas por el Gobierno chino a la importación de residuos han derivado en un freno a las exportaciones europeas de papel y cartón recuperado, lo cual está teniendo un impacto directo en el mercado, sobre todo en los flujos de menor calidad de este material.

Recuperadores y fabricantes de papel y cartón ya advirtieron en el congreso de REPACAR, celebrado el pasado mes de noviembre, que para hacer frente a esta nueva situación habría que estudiar medidas urgentes para la mejora del actual sistema de recogida municipal en España. Con este fin, la patronal española de la recuperación y el reciclado de papel y cartón junto con la Asociación Española de Fabricantes de Pasta  Papel y Cartón (ASPAPEL) analizaron las acciones a acometer y las trasladaron en la mañana de hoy en la reunión de Directores Generales de Residuos, a la que asistieron representantes de la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural del MAPAMA, las comunidades autónomas y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

En la reunión, se expuso la situación actual del mercado de papel recuperado, resaltando que para este material no hay un “cierre de fronteras”, sino un aumento en los requerimientos de calidad y una reducción de las cuotas de importaciones chinas. Además, se sentaron las bases para trabajar conjuntamente en la mejora del actual sistema de recogida y reciclaje de papel y cartón, considerado un caso de éxito en el ámbito mundial. Manuel Domínguez, director general de REPACAR, ha manifestado que China “no ha sido ni es el vertedero del mundo, sino la mayor fábrica de bienes de consumo del planeta y, por ende, el mayor consumidor de recursos”. El dirigente de REPACAR ha realizado un llamamiento a avanzar en la calidad del flujo de los residuos recogidos “para poder garantizar el reciclado de todo el papel recuperado a través del contenedor azul”, porque “los flujos contaminados y con elevados porcentajes de impropios cada vez tendrán mayores dificultades de ser acondicionados y posteriormente consumidos”

Por tanto, REPACAR concluye que es necesario que se mejore el sistema actual, optimizando sustancialmente el mantenimiento de los contenedores azules, así como prestando especial atención en el cierre de tapas y en el fomento de la implantación o reposición de contenedores con sistemas anti -hurto y anti-vandalismo.

Además, “es fundamental volver a establecer una planificación de rutas de puerta a puerta para el pequeño comercio para así liberar los contenedores azules para uso exclusivo de los ciudadanos”, ha añadido Domínguez, que de esta forma evite el colapso de dichos contenedores.

Otro aspecto en el que hay que redoblar esfuerzos es en el de las campañas de educación y concienciación, “que deben ser coordinadas a nivel nacional para su posterior implementación local”, ha concluido el director general de REPACAR.

Sobre REPACAR

La Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón, REPACAR, es la única organización de ámbito nacional que representa y defiende, desde hace más de 50 años, los intereses de las empresas del sector de la industria de la recuperación y reciclado de residuos de papel y cartón en España.

REPACAR trabaja para promover el conocimiento, la competitividad y la sostenibilidad del sector, reivindicando medidas que otorguen un “marco estable” para las empresas como son el desarrollo de los criterios fin de la condición de residuo a nivel nacional para el papel o la reducción de las cargas administrativas y la estandarización de la información solicitada por la administración, que desvían recursos y obstaculizan a las empresas del sector, en particular a las pymes.

También impulsa la mejora de la cantidad y calidad de los materiales reciclados y su mercado , apostando por la desincentivación del vertido de residuos reciclables; y por el fomento de los mercados globales de materias primas secundarias, a través de la inclusión de criterios en la contratación pública verde, la información a los consumidores sobre el impacto medioambiental y el reciclaje de los productos, o promoviendo tasas e impuestos más bajos para los materiales reciclados y productos verdes.